Jabalí - Sus scrofa baeticus -

Taxonomia: Jabalí - Sus scrofa baeticus -

Jabalí - Sus scrofa baeticus -

El jabalí es un mamífero abundante en Andalucía generalmente representando en gran parte de las Sierras de nuestra comunidad donde es una apreciada pieza de caza mayor.

Puede llegar a medir algo más de metro y medio de longitud y poco menos de un metro de anchura. Se caracteriza por tener una cabeza grande y alargada, donde sobresalen dos colmillos alargados y un hocico corto: ojos pequeños; cuello robusto; y patas cortas más largas las delanteras que las traseras.

Piara de Jabalis comiendo

Es más fácil localizar sus huellas en las rutas de senderismo que podéis realizar con nosotros por los Espacios Naturales Andaluces, donde nos sorprenderá comprobar los efectos de sus búsqueda de alimento (removiendo gran cantidad de terreno), principalmente trufas, bellotas, setas y gusanos, entre otras, que su desarrollado olfato le permite localizar con facilidad.

Presenta gran cantidad de pelos (negros, grisáceos o marrones oscuros) gruesos, que pueden medir algo mas de 15 centímetros, además de una larga cola que puede alcanzar los 22 centímetros.

Jabali -Sus Scrofa -

Las crías presentan durante los primeros meses de vida numerosas rayas longitudinales que recorren sus cuerpo que van desapareciendo conforme se convierten en adultos.

Tienen un oído muy desarrollado, incluso percibe sonidos que los humanos no podemos escuchar lo que le permite escapar o esconderse cuando se siente amenazado.

En Andalucía se encuentra únicamente la especie "Sus scrofa baeticus" de la gran cantidad de subespecies que encontramos distribuidas por todo el mundo.

Jabalí huyendo Jabalí saliendo de un barranco
Jabalíes comiendo Jabalíes descendiendo loma

Se suelen desplazar en grupos matriarcales, generalmente de la hembra con sus crías, mientras que los machos mayores suelen ser más solitarios. Las imágenes han sido realizadas en Espacios Naturales de Andalucía siempre cercanos a las veredas que os proponemos realizar en nuestras rutas y corresponden tanto a piaras como a individuos solitarios.

Al Jabalí de corta edad se le denomina Jabato; Bermejo a los ejemplares jóvenes que aun no tienen su pelaje negro característico; Jabalina a la hembra adulta y Verraco al macho adulto.

Jabalíes entre maleza Jabalíes junto a vereda

Aunque se mueve principalmente por la noche no es difícil de ver por las mañanas, y más aun cuando la nieve y la falta de alimento les hace descender de las cotas más elevadas en busca de alimento.

Es común en ellos bañarse en barro, tanto los machos como las hembras, principalmente para regular su temperatura, eliminar olores, marcar el territorio e incluso para favorecer las relaciones sexuales.

No tiene un depredador natural por lo que ha proliferado la especie en exceso. Siendo las personas (cazadores) sus principales enemigos, de ahí que sea difícil observarlos desde cerca. No es raro encontrar en determinados lugares “apostaderos” (con numerosos restos de los cartuchos esparcidos por el suelo) y otros, más escondidos aun, usados por los cazadores (generalmente furtivos) para abatirlos, en algunos casos con restos de gasolina y aceites (no permitidos), usados para atraerlos y abatirlos con mayor facilidad y comodidad.

Ejemplar adulto de Jabalí -Sus scrofa baeticus -

Comentarios Facebook

Jabalí - Sus scrofa baeticus -

Taxonomia: Jabalí - Sus scrofa baeticus -

Jabalí - Sus scrofa baeticus -

El jabalí es un mamífero abundante en Andalucía generalmente representando en gran parte de las Sierras de nuestra comunidad donde es una apreciada pieza de caza mayor.

Puede llegar a medir algo más de metro y medio de longitud y poco menos de un metro de anchura. Se caracteriza por tener una cabeza grande y alargada, donde sobresalen dos colmillos alargados y un hocico corto: ojos pequeños; cuello robusto; y patas cortas más largas las delanteras que las traseras.

Piara de Jabalis comiendo

Es más fácil localizar sus huellas en las rutas de senderismo que podéis realizar con nosotros por los Espacios Naturales Andaluces, donde nos sorprenderá comprobar los efectos de sus búsqueda de alimento (removiendo gran cantidad de terreno), principalmente trufas, bellotas, setas y gusanos, entre otras, que su desarrollado olfato le permite localizar con facilidad.

Presenta gran cantidad de pelos (negros, grisáceos o marrones oscuros) gruesos, que pueden medir algo mas de 15 centímetros, además de una larga cola que puede alcanzar los 22 centímetros.

Jabali -Sus Scrofa -

Las crías presentan durante los primeros meses de vida numerosas rayas longitudinales que recorren sus cuerpo que van desapareciendo conforme se convierten en adultos.

Tienen un oído muy desarrollado, incluso percibe sonidos que los humanos no podemos escuchar lo que le permite escapar o esconderse cuando se siente amenazado.

En Andalucía se encuentra únicamente la especie "Sus scrofa baeticus" de la gran cantidad de subespecies que encontramos distribuidas por todo el mundo.

Jabalí huyendo Jabalí saliendo de un barranco
Jabalíes comiendo Jabalíes descendiendo loma

Se suelen desplazar en grupos matriarcales, generalmente de la hembra con sus crías, mientras que los machos mayores suelen ser más solitarios. Las imágenes han sido realizadas en Espacios Naturales de Andalucía siempre cercanos a las veredas que os proponemos realizar en nuestras rutas y corresponden tanto a piaras como a individuos solitarios.

Al Jabalí de corta edad se le denomina Jabato; Bermejo a los ejemplares jóvenes que aun no tienen su pelaje negro característico; Jabalina a la hembra adulta y Verraco al macho adulto.

Jabalíes entre maleza Jabalíes junto a vereda

Aunque se mueve principalmente por la noche no es difícil de ver por las mañanas, y más aun cuando la nieve y la falta de alimento les hace descender de las cotas más elevadas en busca de alimento.

Es común en ellos bañarse en barro, tanto los machos como las hembras, principalmente para regular su temperatura, eliminar olores, marcar el territorio e incluso para favorecer las relaciones sexuales.

No tiene un depredador natural por lo que ha proliferado la especie en exceso. Siendo las personas (cazadores) sus principales enemigos, de ahí que sea difícil observarlos desde cerca. No es raro encontrar en determinados lugares “apostaderos” (con numerosos restos de los cartuchos esparcidos por el suelo) y otros, más escondidos aun, usados por los cazadores (generalmente furtivos) para abatirlos, en algunos casos con restos de gasolina y aceites (no permitidos), usados para atraerlos y abatirlos con mayor facilidad y comodidad.

Ejemplar adulto de Jabalí -Sus scrofa baeticus -

Comentarios Facebook