Libelloides baeticus

Taxonomía: Libelloides baeticus

Libelloides baeticus

Este insecto pertenece a la orden de los Neurópteros, independientemente de su parecido con las libélulas (como su nombre indica) y con las mariposas (por sus llamativos colores). Vuela desde finales de primavera a finales de verano y lo podremos encontrar en zonas abiertas, en hiervas altas y con abundancia de flores y árboles en sus cercanías, donde va a cazar pequeños insectos que son la base de su alimentación.

Vista desde arriba de Libelloides baeticus

Existen diversas especies de libelloides que vuelan por nuestra comunidad, distinguibles unas de otras por pequeños matices; en este caso, es la que mayormente se distribuye por nuestra comunidad, pudiéndola encontrar en todas las Provincias Andaluzas; caracterizándose por su ala posterior, tras el negro basal  el color amarillento cambia a blanco, siendo este último color el que presenta su ángulo anal.

Detalle alas de Libelloides baeticus

Detalle alas de Libelloides baeticus Detalle alas de Libelloides baeticus

Detalle cabeza de Libelloides baeticus

Su cuerpo puede alcanzar los 3 centímetros mientras que con las alas abiertas puede medir algo más de 5 centímetros. Su cuerpo se encuentra recubierto por pequeños pelos negros-grisáceos y de su cabeza parten dos grandes antenas claviformes, generalmente del mismo tamaño que el cuerpo.

Detalle antenas de Libelloides baeticus

Presentan alas membranosas surcadas por gran cantidad de nervios, que la hacen mas llamativa.

Es diurna, por lo que no es muy difícil localizarlo, generalmente, en zonas calurosas y soleadas, situado en la parte alta de los tallos, controlando la zona en busca de insectos, que captura en vuelo; rápido, corto y muy preciso, ayudado de la gran visión que tiene.

Libelloides baeticus

Es asustadizo y no se deja fotografiar con facilidad, cambiando de lugar, a escasos metros de donde estaba, si se siente molesto.

Libelloides baeticus en reposo Libelloides baeticus saliendo a por una presa

Los huevos se distribuyen emparejados sobre los tallos de hiervas. Cuando son larvas viven en el suelo y son depredadoras, estando en esta fase durante dos años en los que segrega hilo de seda y forma un capullo, para convertirse en adulto, siendo la vida de éstos de únicamente de unas cuantas semanas.

Vista de frente de Libelloides baeticus

Una vez que localizamos un ejemplar es fácil poder ver más a sus alrededores. No presenta ninguna medida de protección salvo la especifica de los Espacios Naturales Protegidos, si es el caso, donde habita.

Libelloides baeticus

Libelloides baeticus

Taxonomía: Libelloides baeticus

Libelloides baeticus

Este insecto pertenece a la orden de los Neurópteros, independientemente de su parecido con las libélulas (como su nombre indica) y con las mariposas (por sus llamativos colores). Vuela desde finales de primavera a finales de verano y lo podremos encontrar en zonas abiertas, en hiervas altas y con abundancia de flores y árboles en sus cercanías, donde va a cazar pequeños insectos que son la base de su alimentación.

Vista desde arriba de Libelloides baeticus

Existen diversas especies de libelloides que vuelan por nuestra comunidad, distinguibles unas de otras por pequeños matices; en este caso, es la que mayormente se distribuye por nuestra comunidad, pudiéndola encontrar en todas las Provincias Andaluzas; caracterizándose por su ala posterior, tras el negro basal  el color amarillento cambia a blanco, siendo este último color el que presenta su ángulo anal.

Detalle alas de Libelloides baeticus

Detalle alas de Libelloides baeticus Detalle alas de Libelloides baeticus

Detalle cabeza de Libelloides baeticus

Su cuerpo puede alcanzar los 3 centímetros mientras que con las alas abiertas puede medir algo más de 5 centímetros. Su cuerpo se encuentra recubierto por pequeños pelos negros-grisáceos y de su cabeza parten dos grandes antenas claviformes, generalmente del mismo tamaño que el cuerpo.

Detalle antenas de Libelloides baeticus

Presentan alas membranosas surcadas por gran cantidad de nervios, que la hacen mas llamativa.

Es diurna, por lo que no es muy difícil localizarlo, generalmente, en zonas calurosas y soleadas, situado en la parte alta de los tallos, controlando la zona en busca de insectos, que captura en vuelo; rápido, corto y muy preciso, ayudado de la gran visión que tiene.

Libelloides baeticus

Es asustadizo y no se deja fotografiar con facilidad, cambiando de lugar, a escasos metros de donde estaba, si se siente molesto.

Libelloides baeticus en reposo Libelloides baeticus saliendo a por una presa

Los huevos se distribuyen emparejados sobre los tallos de hiervas. Cuando son larvas viven en el suelo y son depredadoras, estando en esta fase durante dos años en los que segrega hilo de seda y forma un capullo, para convertirse en adulto, siendo la vida de éstos de únicamente de unas cuantas semanas.

Vista de frente de Libelloides baeticus

Una vez que localizamos un ejemplar es fácil poder ver más a sus alrededores. No presenta ninguna medida de protección salvo la especifica de los Espacios Naturales Protegidos, si es el caso, donde habita.

Libelloides baeticus

Usamos cookies propias y de terceros para analizar el trafico de nuestra web con el fin de optimizar su experiencia en la misma. Si continúa navegando pensamos que acepta su uso Puedes cambiar la configuración o consultar más información aquí.