Puerta de los Carros

Puerta de los Carros o Puerta del Carril

La mayor transformación de los accesos al Recinto Monumental se realizó en tiempos de Carlos V cuando se amplia y reforma la Cuesta de Gomérez realizándose tanto la Puerta de las Granadas, como el Pilar de Carlos V además, la reconstrucción, del Bosque de la Sabika.

Puerta de los Carros desde el Bosque de la Sabika

Para la realización de las obras del Palacio de Carlos V se necesitaba trasladar hasta la explanada que éste ocupa los materiales para su construcción ya que las Puertas existentes no estaban pensadas para la entrada de carros cargados con las columnas y sillares usados en su construcción.

Interior de la Puerta de los Carros

Para ello se realizó la Puerta de los Carros, a la que también se la llamó Puerta del Carril, a comienzos del siglo XVI, entre los años 1526 y 1536 realizando un hueco en la muralla, en las cercanías de donde se encontraba una antigua torre y un camino, con una rampa, más suave y cómoda, que partía desde la base de la Torre de las Cabezas.

Adarve sobre la Puerta de los Carros

Actualmente sigue manteniendo su función para acceder a la Placeta de Carlos V y es el único lugar por donde se accede en vehículo, únicamente taxis y vehículos autorizados, al interior del recinto Monumental.

Exterior de la Puerta de los Carros Interior de la Puerta de los Carros

Presenta dos puertas, una más grande y cuadrada, para los carros y otra más pequeña, y con puerta de madera para las personas.

Accesos de la Puerta de los Carros o del Carril

Documento Puerta de los Carros, protegido por la Ley. Prohibido su uso sin autorización de Andaltura

Escudo de los Reyes Católicos en el exterior de la Puerta de los Carros

Carece de elementos decorativos salvo un pequeño escudo de los Reyes Católicos, en la zona alta y en el centro del mismo, tallado en mármol con la inscripción: “Real Fortaleza de la Alhambra”. Semejante a este, pero más moderno, encontraremos otro sobre la Puerta Nueva que permite comunicar el Generalife con la Medina, aunque éste último no presenta ninguna inscripción.

Detalle del Escudo de la Puerta de los Carros

Por la zona alta transcurre el adarve que desde la Torre de Barba alcanza las ruinas de la Torre de los Abencerrajes.

Detalle del Adarve sobre la Puerta de los Carros

Una vez atravesada la puerta podemos contemplar dos piedras con un orificio central, y que funcionaban como quicialeras, y donde se ubicaban los ejes de las puertas que en otro tiempo tuvo la puerta, aunque actualmente no las tiene.

Quicialera izquierda de la Puerta de los Carros Quicialera derecha de la Puerta de los Carros

Nada más atravesada camino hacia la Placeta de Carlos V contemplaremos, cerrada por una verja, la Calle del Foso que, actualmente, se inicia en este sector adentrándose hacia la Medina camino al Palacio de los Abencerrajes y la Torre del mismo nombre.

Puertas de la Puerta de los Carros Detalle pasando la Puerta de los Carros
Detalle de la Calle del Foso, junto a la Puerta de los Carros Calle del Foso junto a la Puerta de los Carros

Comentarios Facebook

Puerta de los Carros

Puerta de los Carros o Puerta del Carril

La mayor transformación de los accesos al Recinto Monumental se realizó en tiempos de Carlos V cuando se amplia y reforma la Cuesta de Gomérez realizándose tanto la Puerta de las Granadas, como el Pilar de Carlos V además, la reconstrucción, del Bosque de la Sabika.

Puerta de los Carros desde el Bosque de la Sabika

Para la realización de las obras del Palacio de Carlos V se necesitaba trasladar hasta la explanada que éste ocupa los materiales para su construcción ya que las Puertas existentes no estaban pensadas para la entrada de carros cargados con las columnas y sillares usados en su construcción.

Interior de la Puerta de los Carros

Para ello se realizó la Puerta de los Carros, a la que también se la llamó Puerta del Carril, a comienzos del siglo XVI, entre los años 1526 y 1536 realizando un hueco en la muralla, en las cercanías de donde se encontraba una antigua torre y un camino, con una rampa, más suave y cómoda, que partía desde la base de la Torre de las Cabezas.

Adarve sobre la Puerta de los Carros

Actualmente sigue manteniendo su función para acceder a la Placeta de Carlos V y es el único lugar por donde se accede en vehículo, únicamente taxis y vehículos autorizados, al interior del recinto Monumental.

Exterior de la Puerta de los Carros Interior de la Puerta de los Carros

Presenta dos puertas, una más grande y cuadrada, para los carros y otra más pequeña, y con puerta de madera para las personas.

Accesos de la Puerta de los Carros o del Carril

Documento Puerta de los Carros, protegido por la Ley. Prohibido su uso sin autorización de Andaltura

Escudo de los Reyes Católicos en el exterior de la Puerta de los Carros

Carece de elementos decorativos salvo un pequeño escudo de los Reyes Católicos, en la zona alta y en el centro del mismo, tallado en mármol con la inscripción: “Real Fortaleza de la Alhambra”. Semejante a este, pero más moderno, encontraremos otro sobre la Puerta Nueva que permite comunicar el Generalife con la Medina, aunque éste último no presenta ninguna inscripción.

Detalle del Escudo de la Puerta de los Carros

Por la zona alta transcurre el adarve que desde la Torre de Barba alcanza las ruinas de la Torre de los Abencerrajes.

Detalle del Adarve sobre la Puerta de los Carros

Una vez atravesada la puerta podemos contemplar dos piedras con un orificio central, y que funcionaban como quicialeras, y donde se ubicaban los ejes de las puertas que en otro tiempo tuvo la puerta, aunque actualmente no las tiene.

Quicialera izquierda de la Puerta de los Carros Quicialera derecha de la Puerta de los Carros

Nada más atravesada camino hacia la Placeta de Carlos V contemplaremos, cerrada por una verja, la Calle del Foso que, actualmente, se inicia en este sector adentrándose hacia la Medina camino al Palacio de los Abencerrajes y la Torre del mismo nombre.

Puertas de la Puerta de los Carros Detalle pasando la Puerta de los Carros
Detalle de la Calle del Foso, junto a la Puerta de los Carros Calle del Foso junto a la Puerta de los Carros

Comentarios Facebook