Alcazaba

La Alcazaba desde Carvajales

La Alcazaba se localiza en el extremo occidental del Conjunto Monumental y está constituida por diferentes Torres y murallas que rodean la Plaza de Armas, ubicación del Barrio Castrense (donde vivían la tropa que se ocupaba de la defensa de todo el Conjunto Monumental).

Está considerada como la primera edificación construida del actual Conjunto Monumental. Ya durante el siglo XI existía un antiguo castillo en la cima del Monte de la Sabika, aunque se cree que la zona ya era usada en tiempos romanos o visigodos, hasta que el primer sultán nazarí al-Ahmar ordenó la reedificación y restructuración de las ruinas de la torre y de las murallas existentes; las nuevas construcciones; así como el primer abastecimiento de agua de la misma (Acequia Real). Tras su muerte, su hijo al-Faqih, acabó la construcción de la misma y empezó la construcción de los primeros Palacios en las afueras de la fortaleza. 

Alcazaba desde las Cuevas del Albaycín

Presenta un marcado carácter militar, primero para la defensa del recinto de la nueva ciudad que se pensaba construir, como de la ya existente. Al occidente de la misma, junto a las casas más próximas a la ciudad de Granada se edificó la Torre de la Vela, emblemática para la ciudad, y desde donde se domina gran parte de la misma y de la Vega que la rodea. En el lado contrario, para cerrar el recinto, se construyeron la Torre del Homenaje y Quebrada. La Primera sirvió, durante los primeros años, como lugar de residencia de los sultanes, hasta la construcción de los nuevos Palacios, pasando posteriormente a tener una función meramente militar.

La Alcazaba desde el Sacromonte

Posteriormente, tras la conquista de los Reyes Católicos y ante el mal estado de muchas de las torres y murallas, se tuvieron que realizar numerosas reconstrucciones además de la fortificación de nuevas murallas y se construyó la Torre del Cubo sobre otra antigua pequeña torre (en cuyo interior se encuentra algunos restos de la misma, como la Puerta de la Tahona).

Al contrario que otras zonas del Conjunto Monumental estuvo durante muchos siglos completamente abandonada. Posteriormente sirvió como prisión, principalmente durante la ocupación francesa, hasta que a finales del XIX y principios del XX se realizaron diferentes trabajos de saneamiento, limpieza y reconstrucción que han permitido su conservación hasta nuestros días.

La Alcazaba desde San Miguel Alto

MAPA DE LA RUTA PARA LA VISITA DE LA ALCAZABA

Mapa por el interior de la Alcazaba de la Alhambra

Iniciamos nuestra ruta en Plaza de los Aljibes, una de las dos zonas habilitadas para el descanso y comer dentro del Conjunto Monumental de la Alhambra y el Generalife.

Acceso actual a la Alcazaba en la Plaza de los Aljibes Zona Control a la Alcazaba

Nos disponemos a adentrarnos por el extremo oriental de la Alcazaba a través de una puerta moderna abierta en la barbacana. Nada más pasar el control nos encontramos en un estrecho foso, muy útil para su defensa, en la base de la Torre del Homenaje. Antes de abandonarlo, tendremos la opción de subir a la terraza de la Torre del Cubo, que nos permitirá contemplar la Plaza de los Aljibes, la Placeta y el Palacio de Carlos V, los patios anteriores a los Palacios Nazaríes y gran parte de los tejados de los mismos, así como el Generalife, la Silla del Moro y sobretodo, los barrios del Sacromonte y el Albaycín.

Puerta de entrada a la Plaza de Armas y al adarve Acceso al Adarve sobre la Plaza de Armas

Tras descender de la misma, continuaremos hacia el norte hasta situarnos en una pequeña y estrecha puerta que nos permite el acceso al interior de la Alcazaba, en la Plaza de Armas. Esta puerta presenta un marcado carácter defensivo (que se encuentra al inicio de la segunda muralla y que da paso al azucate de la misma), finaliza en el interior del recinto, en una zona hueca, sin techo, que permite fácilmente su defensa.

A la Torre del Homenaje no se puede acceder en la visita, pero si podemos subir al adarve situado en su base. Para ello tomaremos la siguiente puerta, junto por la que acabamos de entrar, estrecha y con escaleras que nos permite acceder a una pequeña terraza y que nos permitirá, no sólo recorrerlo, sino también acceder a las Torres, por orden, del Criado del Doctor Ortiz y de Alquiza, hasta llegar a la cancela (cerrada) de la parte alta de la Torre de las Armas. Por lo que deberemos retroceder para regresar de nuevo al inicio de la Plaza de Armas. Antes disfrutaremos de unas vista espectacular de la grandiosidad, sobria y esbelta figura de la Torre del Homenaje y de la cercana Torre Quebrada; de una visión completa de las diferentes zonas del Barrio Castrense en la Plaza de Armas y, como no, del Albaycín y del Sacromonte.

Plaza de Armas

Continuaremos junto a la base de Torre Quebrada y donde contemplaremos una pequeña mazmorra y posteriormente, en su extremo sur y al final de la torre antes citada, la Torre del Adarguero (restos de la torre, actualmente hueca, de la que sólo se conservan sus laterales exteriores y que recorreremos al salir de la Alcazaba, por su base sur, en el Jardín de los Adarves).

Nos adentraremos en la calle principal de la Plaza de Armas, que separa en dos el Barrio Castrense (lugar de vivienda de la guardia de confianza del sultán, independiente del resto de la Alhambra) y donde podremos contemplar los restos de los baños y pasar por encima del aljibe que abastecía de agua a la tropa.

Terraza Torre de las Armas y Albaycín Torre de la Vela

Antes de finalizar la calle, nos desviaremos para pasar por la Puerta que da acceso a la terraza de la Torre de las Armas, desde podremos contemplar unas increíbles vistas del Albaycín y el Sacromonte, y que deberemos obligatoriamente visitar, si no pensamos acceder a lo más alto de la Torre de la Vela.

De regreso sobre nuestros pasos y de nuevo en la calle principal de la Plaza de Armas alcanzamos un pequeño llano, dotado de algunos bancos, donde podremos optar por ir a la puerta de acceso a la Torre de la Vela, alcanzando al segundo piso de la misma (por lo que no podremos visitar ni el primero ni el más bajo, donde se encuentran las mazmorras). Ascenderemos los 52 escalones que nos separan de la zona más elevada, en la terraza de la misma, para contemplar una de las vistas más espectaculares de la Alhambra; la Alta, Media y Baja Montaña de Sierra Nevada, Sierra de la Almijara, Sierra de Loja y Sierra Elvira, entre otras; el barrio del Albaycín, del Sacromonte y el Cerro de San Miguel; y la Ciudad de Granada, y donde podremos distinguir cada una de las torres de las Iglesias, la Catedral y los edificios, plazas y lugares más significativos de la ciudad.

Granada desde la Torre de la Vela

De regreso sobre nuestros pasos y tras descender por la estrecha escalera (más ancha tras la restauración posteriormente a la reconquista cristiana) accederemos a la pequeña placeta encima del Aljibe a los pies de la Torre de la Sultana. Pasaremos por la puerta abierta hacia el Jardín de los Adarves, pero antes de recorrerlo, nos desviaremos a nuestra derecha para llegar a la vertiente sur de la Torre de la Pólvora, y contemplar la copas de los árboles del Bosque de la Sabika, que se adentran en el Monte Mauror donde se encuentra la esbelta figura de Torres Bermejas; los jardines del Carmen de Peñapartida o de los Catalanes; y parte del Revellín, en el extremo más occidental de la Alcazaba y del Conjunto Monumental.

Alcazaba desde Torres Bermejas

Desde 1957 se pueden leer, en diversas placas, azulejos y lápidas que es fueron cambiando a lo largo de los años, en la torre antes citada, los versos de Francisco de Icaza, conocidos mundialmente:

Dale limosna mujer

que no hay en la vida nada

como la pena de ser

ciego en Granada

Regresamos sobre nuestros pasos para llegar de nuevo a la entrada al Jardín del Adarve para recorrerlo. Tras el poco uso militar de este espacio y principalmente por la neutralización de la sublevación morisca a principios del siglo XVII se transformó este adarve en el Jardín y que ha llegado hasta nuestros días. En él podremos contemplar una Fuente, en el centro del mismo, que durante muchos siglos permaneció en lo alto de la Fuente de los Leones hasta que en el siglo XX se instaló en el lugar que ocupa actualmente.

Fuente Jardín de los Adarves Salida por el Foso bajo la Torre Quebrada hacia la Plaza de los Aljibes

Tras otra fuente, ésta en la base de la Torre de los Adargueros, descenderemos unas escaleras para salir al foso (no sin antes ver una entrada que se realizó tras la conquista cristiana, para facilitar el acceso a la Alcazaba desde la Puerta del Vino) y que recorre la base de la Torre antes citada y de la Torre Quebrada hasta situarnos en la puerta por la que entramos a la Alcazaba y que nos sirve para salir de esta zona del Conjunto Monumental y llegar a la Plaza de los Aljibes.

Comentarios Facebook

Alcazaba

La Alcazaba desde Carvajales

La Alcazaba se localiza en el extremo occidental del Conjunto Monumental y está constituida por diferentes Torres y murallas que rodean la Plaza de Armas, ubicación del Barrio Castrense (donde vivían la tropa que se ocupaba de la defensa de todo el Conjunto Monumental).

Está considerada como la primera edificación construida del actual Conjunto Monumental. Ya durante el siglo XI existía un antiguo castillo en la cima del Monte de la Sabika, aunque se cree que la zona ya era usada en tiempos romanos o visigodos, hasta que el primer sultán nazarí al-Ahmar ordenó la reedificación y restructuración de las ruinas de la torre y de las murallas existentes; las nuevas construcciones; así como el primer abastecimiento de agua de la misma (Acequia Real). Tras su muerte, su hijo al-Faqih, acabó la construcción de la misma y empezó la construcción de los primeros Palacios en las afueras de la fortaleza. 

Alcazaba desde las Cuevas del Albaycín

Presenta un marcado carácter militar, primero para la defensa del recinto de la nueva ciudad que se pensaba construir, como de la ya existente. Al occidente de la misma, junto a las casas más próximas a la ciudad de Granada se edificó la Torre de la Vela, emblemática para la ciudad, y desde donde se domina gran parte de la misma y de la Vega que la rodea. En el lado contrario, para cerrar el recinto, se construyeron la Torre del Homenaje y Quebrada. La Primera sirvió, durante los primeros años, como lugar de residencia de los sultanes, hasta la construcción de los nuevos Palacios, pasando posteriormente a tener una función meramente militar.

La Alcazaba desde el Sacromonte

Posteriormente, tras la conquista de los Reyes Católicos y ante el mal estado de muchas de las torres y murallas, se tuvieron que realizar numerosas reconstrucciones además de la fortificación de nuevas murallas y se construyó la Torre del Cubo sobre otra antigua pequeña torre (en cuyo interior se encuentra algunos restos de la misma, como la Puerta de la Tahona).

Al contrario que otras zonas del Conjunto Monumental estuvo durante muchos siglos completamente abandonada. Posteriormente sirvió como prisión, principalmente durante la ocupación francesa, hasta que a finales del XIX y principios del XX se realizaron diferentes trabajos de saneamiento, limpieza y reconstrucción que han permitido su conservación hasta nuestros días.

La Alcazaba desde San Miguel Alto

MAPA DE LA RUTA PARA LA VISITA DE LA ALCAZABA

Mapa por el interior de la Alcazaba de la Alhambra

Iniciamos nuestra ruta en Plaza de los Aljibes, una de las dos zonas habilitadas para el descanso y comer dentro del Conjunto Monumental de la Alhambra y el Generalife.

Acceso actual a la Alcazaba en la Plaza de los Aljibes Zona Control a la Alcazaba

Nos disponemos a adentrarnos por el extremo oriental de la Alcazaba a través de una puerta moderna abierta en la barbacana. Nada más pasar el control nos encontramos en un estrecho foso, muy útil para su defensa, en la base de la Torre del Homenaje. Antes de abandonarlo, tendremos la opción de subir a la terraza de la Torre del Cubo, que nos permitirá contemplar la Plaza de los Aljibes, la Placeta y el Palacio de Carlos V, los patios anteriores a los Palacios Nazaríes y gran parte de los tejados de los mismos, así como el Generalife, la Silla del Moro y sobretodo, los barrios del Sacromonte y el Albaycín.

Puerta de entrada a la Plaza de Armas y al adarve Acceso al Adarve sobre la Plaza de Armas

Tras descender de la misma, continuaremos hacia el norte hasta situarnos en una pequeña y estrecha puerta que nos permite el acceso al interior de la Alcazaba, en la Plaza de Armas. Esta puerta presenta un marcado carácter defensivo (que se encuentra al inicio de la segunda muralla y que da paso al azucate de la misma), finaliza en el interior del recinto, en una zona hueca, sin techo, que permite fácilmente su defensa.

A la Torre del Homenaje no se puede acceder en la visita, pero si podemos subir al adarve situado en su base. Para ello tomaremos la siguiente puerta, junto por la que acabamos de entrar, estrecha y con escaleras que nos permite acceder a una pequeña terraza y que nos permitirá, no sólo recorrerlo, sino también acceder a las Torres, por orden, del Criado del Doctor Ortiz y de Alquiza, hasta llegar a la cancela (cerrada) de la parte alta de la Torre de las Armas. Por lo que deberemos retroceder para regresar de nuevo al inicio de la Plaza de Armas. Antes disfrutaremos de unas vista espectacular de la grandiosidad, sobria y esbelta figura de la Torre del Homenaje y de la cercana Torre Quebrada; de una visión completa de las diferentes zonas del Barrio Castrense en la Plaza de Armas y, como no, del Albaycín y del Sacromonte.

Plaza de Armas

Continuaremos junto a la base de Torre Quebrada y donde contemplaremos una pequeña mazmorra y posteriormente, en su extremo sur y al final de la torre antes citada, la Torre del Adarguero (restos de la torre, actualmente hueca, de la que sólo se conservan sus laterales exteriores y que recorreremos al salir de la Alcazaba, por su base sur, en el Jardín de los Adarves).

Nos adentraremos en la calle principal de la Plaza de Armas, que separa en dos el Barrio Castrense (lugar de vivienda de la guardia de confianza del sultán, independiente del resto de la Alhambra) y donde podremos contemplar los restos de los baños y pasar por encima del aljibe que abastecía de agua a la tropa.

Terraza Torre de las Armas y Albaycín Torre de la Vela

Antes de finalizar la calle, nos desviaremos para pasar por la Puerta que da acceso a la terraza de la Torre de las Armas, desde podremos contemplar unas increíbles vistas del Albaycín y el Sacromonte, y que deberemos obligatoriamente visitar, si no pensamos acceder a lo más alto de la Torre de la Vela.

De regreso sobre nuestros pasos y de nuevo en la calle principal de la Plaza de Armas alcanzamos un pequeño llano, dotado de algunos bancos, donde podremos optar por ir a la puerta de acceso a la Torre de la Vela, alcanzando al segundo piso de la misma (por lo que no podremos visitar ni el primero ni el más bajo, donde se encuentran las mazmorras). Ascenderemos los 52 escalones que nos separan de la zona más elevada, en la terraza de la misma, para contemplar una de las vistas más espectaculares de la Alhambra; la Alta, Media y Baja Montaña de Sierra Nevada, Sierra de la Almijara, Sierra de Loja y Sierra Elvira, entre otras; el barrio del Albaycín, del Sacromonte y el Cerro de San Miguel; y la Ciudad de Granada, y donde podremos distinguir cada una de las torres de las Iglesias, la Catedral y los edificios, plazas y lugares más significativos de la ciudad.

Granada desde la Torre de la Vela

De regreso sobre nuestros pasos y tras descender por la estrecha escalera (más ancha tras la restauración posteriormente a la reconquista cristiana) accederemos a la pequeña placeta encima del Aljibe a los pies de la Torre de la Sultana. Pasaremos por la puerta abierta hacia el Jardín de los Adarves, pero antes de recorrerlo, nos desviaremos a nuestra derecha para llegar a la vertiente sur de la Torre de la Pólvora, y contemplar la copas de los árboles del Bosque de la Sabika, que se adentran en el Monte Mauror donde se encuentra la esbelta figura de Torres Bermejas; los jardines del Carmen de Peñapartida o de los Catalanes; y parte del Revellín, en el extremo más occidental de la Alcazaba y del Conjunto Monumental.

Alcazaba desde Torres Bermejas

Desde 1957 se pueden leer, en diversas placas, azulejos y lápidas que es fueron cambiando a lo largo de los años, en la torre antes citada, los versos de Francisco de Icaza, conocidos mundialmente:

Dale limosna mujer

que no hay en la vida nada

como la pena de ser

ciego en Granada

Regresamos sobre nuestros pasos para llegar de nuevo a la entrada al Jardín del Adarve para recorrerlo. Tras el poco uso militar de este espacio y principalmente por la neutralización de la sublevación morisca a principios del siglo XVII se transformó este adarve en el Jardín y que ha llegado hasta nuestros días. En él podremos contemplar una Fuente, en el centro del mismo, que durante muchos siglos permaneció en lo alto de la Fuente de los Leones hasta que en el siglo XX se instaló en el lugar que ocupa actualmente.

Fuente Jardín de los Adarves Salida por el Foso bajo la Torre Quebrada hacia la Plaza de los Aljibes

Tras otra fuente, ésta en la base de la Torre de los Adargueros, descenderemos unas escaleras para salir al foso (no sin antes ver una entrada que se realizó tras la conquista cristiana, para facilitar el acceso a la Alcazaba desde la Puerta del Vino) y que recorre la base de la Torre antes citada y de la Torre Quebrada hasta situarnos en la puerta por la que entramos a la Alcazaba y que nos sirve para salir de esta zona del Conjunto Monumental y llegar a la Plaza de los Aljibes.

Comentarios Facebook