Interior Torre de la Cautiva

Puerta de entrada a la Torre de la Cautiva Interior de la puerta de acceso a la Torre de la Cautiva

Se accede a su interior por la vertiente sur de la torre, tras cruzar un puente de bóveda de cañón, reorganizada en la pequeña placeta que existe en su entrada, reconstruido a principios del siglo XX y que permite salvar la calle-foso que desde la Torre del Cabo de la Carrera recorre el lienzo de muralla y las distintas torres de la zona hasta alcanzar la Torre de los Picos.

Interior de la Torre de la Cautiva

Tras atravesar la puerta de acceso en recodo, con bóvedas de aristas, y donde se encuentra la puerta para acceder a la planta superior y a la terraza, nos encontraremos un pequeño patio con arcos sobre pilares cuadrados y donde entra la luz a través de una bocana que alcanza la terraza de la torre. En esta zona encontraremos diversas yeserías en buen estado de conservación que cubren prácticamente gran parte de la misma, principalmente las zonas altas de las columnas y de los arcos que las unen. En la zona bajas de las paredes comprobaremos la ausencia de los zócalos que la cubrían.

Boveda en la entrada de la Torre de la Cautiva Arco entrada a la Sala Principal de la Torre de la Cautiva
Acceso a las plantas superiores de la Torre de la Cautiva Tragaluz de la Torre de la Cautiva

Tras acceder a la estancia principal, y después de contemplar las tacas situadas antes de acceder a ella, comprobaremos las alcobas que hay a cada uno de sus lados. En cada una de ellas destacan unos valiosos alicatados, con diferentes colores y con distintos grados de conservación y, en algunos casos, con epigrafías de un poema del visir Ibn al-Yayyab; además en todas sobresalen las ventanas de doble arco apoyadas pequeñas columnas de mármol.

Arcos y Ventanas con celosía de la Torre de la Cautiva

Las espectaculares yeserías que podremos contemplar en la sala principal recubren la totalidad de la estancia y donde observaremos aun, originalmente policromados, distintos colores que cubren diversas zonas de las mismas. Tanto en cenefas, frisos o grecas podremos leer versos y textos, contemplar decoraciones florales y lacerías y figuras geométricas, e incluso pequeños zonas de Mocárabe, que hacen de esta pequeña Torre uno de los lugares más significativos del Conjunto Monumental semejante a otros grandes Palacios del mismo.

Ventanas en el arco de entrada a la sala principal de la Torre de la Cautiva

El techo de madera que cubre la sala principal y el suelo de la misma corresponden a la restauración realizada en la Torre a principios del siglo XX.

Detalle del Techo de la Torre de la Cautiva

 

 

Alicatados de la Torre de la Cautiva Arcos de la Torre de la Cautiva Columnas de la Torre de la Cautiva
Alicatados Arcos Columnas
Grafias de la Torre de la Cautiva Tacas de la Torre de la Cautiva Yesería de la Torre de la Cautiva
Grafías Tacas Yeserías

Comentarios Facebook

Interior Torre de la Cautiva

Puerta de entrada a la Torre de la Cautiva Interior de la puerta de acceso a la Torre de la Cautiva

Se accede a su interior por la vertiente sur de la torre, tras cruzar un puente de bóveda de cañón, reorganizada en la pequeña placeta que existe en su entrada, reconstruido a principios del siglo XX y que permite salvar la calle-foso que desde la Torre del Cabo de la Carrera recorre el lienzo de muralla y las distintas torres de la zona hasta alcanzar la Torre de los Picos.

Interior de la Torre de la Cautiva

Tras atravesar la puerta de acceso en recodo, con bóvedas de aristas, y donde se encuentra la puerta para acceder a la planta superior y a la terraza, nos encontraremos un pequeño patio con arcos sobre pilares cuadrados y donde entra la luz a través de una bocana que alcanza la terraza de la torre. En esta zona encontraremos diversas yeserías en buen estado de conservación que cubren prácticamente gran parte de la misma, principalmente las zonas altas de las columnas y de los arcos que las unen. En la zona bajas de las paredes comprobaremos la ausencia de los zócalos que la cubrían.

Boveda en la entrada de la Torre de la Cautiva Arco entrada a la Sala Principal de la Torre de la Cautiva
Acceso a las plantas superiores de la Torre de la Cautiva Tragaluz de la Torre de la Cautiva

Tras acceder a la estancia principal, y después de contemplar las tacas situadas antes de acceder a ella, comprobaremos las alcobas que hay a cada uno de sus lados. En cada una de ellas destacan unos valiosos alicatados, con diferentes colores y con distintos grados de conservación y, en algunos casos, con epigrafías de un poema del visir Ibn al-Yayyab; además en todas sobresalen las ventanas de doble arco apoyadas pequeñas columnas de mármol.

Arcos y Ventanas con celosía de la Torre de la Cautiva

Las espectaculares yeserías que podremos contemplar en la sala principal recubren la totalidad de la estancia y donde observaremos aun, originalmente policromados, distintos colores que cubren diversas zonas de las mismas. Tanto en cenefas, frisos o grecas podremos leer versos y textos, contemplar decoraciones florales y lacerías y figuras geométricas, e incluso pequeños zonas de Mocárabe, que hacen de esta pequeña Torre uno de los lugares más significativos del Conjunto Monumental semejante a otros grandes Palacios del mismo.

Ventanas en el arco de entrada a la sala principal de la Torre de la Cautiva

El techo de madera que cubre la sala principal y el suelo de la misma corresponden a la restauración realizada en la Torre a principios del siglo XX.

Detalle del Techo de la Torre de la Cautiva

 

 

Alicatados de la Torre de la Cautiva Arcos de la Torre de la Cautiva Columnas de la Torre de la Cautiva
Alicatados Arcos Columnas
Grafias de la Torre de la Cautiva Tacas de la Torre de la Cautiva Yesería de la Torre de la Cautiva
Grafías Tacas Yeserías

Comentarios Facebook