El Playazo

El Playazo

Recibe también los nombres de Playa de los Castillejos o Playazo de Rodalquilar.

Se encuentra al final del Valle de Rodalquilar, que forman el barranco de las Niñas, la Cañada de la Soledad, la rambla de las Yeguas y la rambla del Granadillo que dan nombre a la rambla del Playazo y que vierte sus aguas en el mar Mediterráneo, en la playa a la que da nombre, pero únicamente en épocas de lluvias. Se encuentra delimitado al norte por las vertientes sur del Cerro de la Hortichuela y del Cerro de la Molata, mientras que hacia el sur lo hacen las vertientes nortes del Cerro de los Guardias, del Cuervo, el Cerro del Romeral y Cerrico Romero.

Baño en El Playazo

Playa virgen, con un nivel de ocupación bajo, aunque durante los meses estivales pasa a ser medio/alto, sobretodo durante los fines de semana y festivos. Presenta una longitud de 400 metros y 60 metros en su zona más ancha, tiene arena fina dorada con aguas tranquilas y transparentes. La pendiente desciende progresivamente por lo que hay que alejarse bastante de la costa para que nos cubra. No es de extrañar ver personas practicando naturismo.

Cala bajo el Castillo de San Ramón

En el extremo norte y debajo del Castillo de San Ramón, existe una pequeña cala (50 metros de longitud por 12 metros en la zona más ancha), que mantiene las mismas características que El Playazo, aunque se encuentra mas protegida del viento. El Castillo se alza sobre luna duna fósil, que encontramos en las paredes que lindan la cala, por lo que un paseo por ellas nos descubrirá espectaculares formaciones y formas extrañas, además de la mezcla de colores de ésta con el azul-verdoso del mar. A partir de está podremos seguir por la pista que asciende hacia el Castillo para luego seguir por una vereda que nos permitirá ir primero a la Cala del Cuervo y posteriormente a la pedanía de Las Negras.

Catas mineras en el Valle de Rodalquilar

Su acceso, en coche, se realiza a partir de la carretera que une las localidades de Rodalquilar y Las Negras, tomando un desvío señalizado a través de una pista asfaltada, prácticamente hasta la misma playa, aunque bien merece realizarlo andando y disfrutar no sólo de la Torre de los Alumbres, sino de diferentes relieves y catas mineras, los restos de las construcciones (albercas, pozos o norias) de los cortijos de la zona y de el "Palmeral del Playazo", incluido en el catálogo de Árboles Singulares de Andalucía. 

Fósiles en El Playazo

En el lado opuesto del parking, al sur de la playa, podremos realizar una ruta de senderismo ascendiendo al collado de Bergantín, que separa Cerrico Romero del Cerro del Romeral; para optar por descender a la Cala del Bergantín (de bolos); ascender a la Punta de la Polacra; o bien por el barranco del Bergantín o por la arista visitar la Cala de la Polacra (también de pequeños bolos) y ascender en ambos casos al Cerro de los Lobos donde se encuentra la torre del mismo nombre.

Comentarios Facebook

El Playazo

El Playazo

Recibe también los nombres de Playa de los Castillejos o Playazo de Rodalquilar.

Se encuentra al final del Valle de Rodalquilar, que forman el barranco de las Niñas, la Cañada de la Soledad, la rambla de las Yeguas y la rambla del Granadillo que dan nombre a la rambla del Playazo y que vierte sus aguas en el mar Mediterráneo, en la playa a la que da nombre, pero únicamente en épocas de lluvias. Se encuentra delimitado al norte por las vertientes sur del Cerro de la Hortichuela y del Cerro de la Molata, mientras que hacia el sur lo hacen las vertientes nortes del Cerro de los Guardias, del Cuervo, el Cerro del Romeral y Cerrico Romero.

Baño en El Playazo

Playa virgen, con un nivel de ocupación bajo, aunque durante los meses estivales pasa a ser medio/alto, sobretodo durante los fines de semana y festivos. Presenta una longitud de 400 metros y 60 metros en su zona más ancha, tiene arena fina dorada con aguas tranquilas y transparentes. La pendiente desciende progresivamente por lo que hay que alejarse bastante de la costa para que nos cubra. No es de extrañar ver personas practicando naturismo.

Cala bajo el Castillo de San Ramón

En el extremo norte y debajo del Castillo de San Ramón, existe una pequeña cala (50 metros de longitud por 12 metros en la zona más ancha), que mantiene las mismas características que El Playazo, aunque se encuentra mas protegida del viento. El Castillo se alza sobre luna duna fósil, que encontramos en las paredes que lindan la cala, por lo que un paseo por ellas nos descubrirá espectaculares formaciones y formas extrañas, además de la mezcla de colores de ésta con el azul-verdoso del mar. A partir de está podremos seguir por la pista que asciende hacia el Castillo para luego seguir por una vereda que nos permitirá ir primero a la Cala del Cuervo y posteriormente a la pedanía de Las Negras.

Catas mineras en el Valle de Rodalquilar

Su acceso, en coche, se realiza a partir de la carretera que une las localidades de Rodalquilar y Las Negras, tomando un desvío señalizado a través de una pista asfaltada, prácticamente hasta la misma playa, aunque bien merece realizarlo andando y disfrutar no sólo de la Torre de los Alumbres, sino de diferentes relieves y catas mineras, los restos de las construcciones (albercas, pozos o norias) de los cortijos de la zona y de el "Palmeral del Playazo", incluido en el catálogo de Árboles Singulares de Andalucía. 

Fósiles en El Playazo

En el lado opuesto del parking, al sur de la playa, podremos realizar una ruta de senderismo ascendiendo al collado de Bergantín, que separa Cerrico Romero del Cerro del Romeral; para optar por descender a la Cala del Bergantín (de bolos); ascender a la Punta de la Polacra; o bien por el barranco del Bergantín o por la arista visitar la Cala de la Polacra (también de pequeños bolos) y ascender en ambos casos al Cerro de los Lobos donde se encuentra la torre del mismo nombre.

Comentarios Facebook