Loma Pelá - Mulhacén

DATOS GENERALES 

Inicio: Collado de Loma Pelá: 3.165 metros

Final: Mulhacén: 3.479 metros

Altura Máxima: 3.479 metros

Altura Mínima: 3.058 metros

Desnivel: 421 metros

Términos Municipales: Capileira, Güéjar-Sierra y Trevélez

"TresMiles" a ascender:

Puntal de la Caldera, Juego de Bolos y Mulhacén

Tiempo: 2 horas 45 minutos

Distancia: 5 kilómetros 400 metros

 

Agua: No hay a lo largo del recorrido

Podremos avituallarnos de agua desviándonos del recorrido, en las proximidades del Refugio-vivac de la Caldera descendiendo a los nacimientos más altos del Lagunillo de Majano. También en las proximidades del mencionado Refugio podremos descender hacia los Lagunillos de la Caldereta, para abastecernos de agua en los mismos, aunque estos tienden a secarse para finales del verano por lo que tendremos que descender prácticamente hasta el Lagunillo de Majano para encontrar otros manantiales y nacimientos.

Otra opción para avituallarnos de agua es descender al manantial de la Laguna de la Mosca, que suele mantener agua a lo largo de todo el verano, en caso de que no tenga agua deberemos recorrer el desagüe de la misma en busca de algún pequeño nacimiento por los alrededores del mismo. 

En todos los casos es conveniente el uso de pastillas potabilizadoras.

Refugios: En este tramo el Refugio-vivac de la Caldera y, desviándonos de la ruta, el cercano Refugio Villavientos

El Refugio-vivac de la Caldera es, posiblemente, el Refugio más visitado de Sierra Nevada, tanto por los montañeros que realizan sus travesías por esta zona de Sierra Nevada, pernoctando en él, como los que, a través de la ruta de Senderismo que asciende al Mulhacén y que las numerosas empresas de Turismo Activo organizan a lo largo del verano. Por ello no es raro que generalmente se encuentre ocupado, pero si queremos vivaquear por la zona encontraremos numerosas corraletas que nos permiten, sin problema, encontrar la más adecuada para pasar una noche a raso en la Cuenca Glaciar, tanto en las proximidades del mencionado refugio o en las de la Laguna de la Caldera.

Además en la zona alta del Lagunillo de Majano, junto al manantial más alto, también encontraremos varias corraletas donde poder pasar la noche, y si continuamos por la pista dirección al cambio de vertiente de Loma Pelá podremos pasar la noche en el Refugio Villavientos, generalmente no tan lleno como el cercano Refugio-vivac de la Caldera.

En la cima del Mulhacén podremos pasar la noche en algunos de los restos de las ruinas de las edificaciones situadas a escasos metros del Vértice Geodésico; además existen, en las proximidades del mismo, pequeñas corraletas y cavidades donde incluso hasta 2 personas pueden vivaquear cómodamente, sin mencionar las distintas corraletas, aunque en no muy buen estado, donde no es raro encontrar tiendas de campaña de montañeros que van a pasar la noche en las mismas.

Ya en el tramo siguiente, y si optamos por descender a la Cañada de Siete Lagunas, podremos usar alguna de las muchas corraletas diseminadas por el mismo, e incluso, al norte de la lámina más baja, Laguna Hondera, y proximo a Chorrera Negras, el Refugio Natural de Siete Lagunas.

Tramo de la Integral de Sierra Nevada desde Loma Pelá al Mulhacén

Cartografía: 1 Mapa

De Loma Pelá al Mulhacén

Mide del Tramo de la Integral de Sierra Nevada de Loma Pelá al Mulhacén

 

Partiremos de este tramo desde el Collado de Loma Pelá, entre los "Tresmiles" del Puntal de Laguna Larga y del Puntal de Loma Pelá (a los que ya habremos subido en el tramo anterior), por una vereda, muy marcada, dirección noreste, que nos permitirá atravesar la espectacular cuenca glaciar donde se encuentra la Laguna de la Caldera

Dependiendo de la época en la que realicemos la “Integral de Sierra Nevada” nos podremos encontrar un largo, estrecho y empinado nevero, que recorre de norte a sur la vertiente que desciende hacia la Laguna de la Caldera. Tras sortearlo si nos lo encontramos retomaremos la vereda que continua descendiendo progresivamente, sorteando un par de zonas estrechas, pero que se pasan sin dificultad, hasta que nos encontramos ya muy cerca del Refugio-Vivac de la Caldera, al que llegaremos después de 20 minutos. 

Cabe la posibilidad de no descender al mencionado Refugio y bordear el Puntal de Laguna Larga, sin perder altura, hasta alcanzar la arista. Ya sin una vereda marcada y superando numerosos pasos en los que deberemos de usar las manos para superarlos, recorrerla, cambiando de vertiente primero hacia el norte, con vistas al Espolón de Laguna Larga y posteriormente de nuevo hacia la Cuenca Glaciar de la Caldera hasta coronar el Puntal de la Caldera (al que nosotros, sin mochilas, ascenderemos/descenderemos desde el Collado del Ciervo).

Además durante el descenso cabe la posibilidad de abandonar la vereda y realizar la ascensión al Puntal de la Caldera (sin vereda definida y por terreno descompuesto), principalmente usada para descender del mismo hacia la vereda, bien para descender al Refugio-vivac o para continuar por la misma hacia la Cuenca Glaciar de Río Seco; pero nosotros optaremos por continuar descendiendo y posteriormente coronar el Puntal de la Caldera, sin mochilas, desde el Collado del Lobo.

Como hemos mencionado anteriormente el Refugio-vivac de la Caldera es uno de los Refugios más visitados de Sierra Nevada, sobretodo por los montañeros que ascienden al Mulhacén, a través de las muchas veredas que suben al punto más alto de Andalucía y de la Península; o por los que ascienden a ver atardecer y regresan para pasar la noche. Por lo que no es de extrañar enc ontrarlo lleno determinados días del verano, principalmente los fines de semana y festivos. Todo lo contrario que en invierno cuando prácticamente es inutilizable al quedar cubierto por la nieve, al igual que otros Refugios de este tipo en Sierra Nevada.

Nosotros seguiremos por la vereda, muy marcada y con numerosos grandes hitos de piedras que nos señalan el camino que asciende hacia el Mulhacén, pero deberemos de estar atentos para abandonarla y tomar otra, a nuestra izquierda, que nos situará en el Collado del Ciervo (10 minutos), donde bien merece un descanso para disfrutar de las increíbles vistas que tenemos ante nosotros.

Ya sin mochilas, que ocultaremos en algunos de los muchos huecos entre las rocas que tenemos alrededor, iniciamos el descenso por la vereda que se adentra en la Hoya del Mulhacén, donde se encuentra la Laguna de la Mosca, para a los pocos metros abandonarla, y tomar otra, que desciende gradualmente hacia el collado anterior al puntal más elevado de Juego de Bolos.

Mapa quinto de la Integral de Sierra Nevada, desde el collado de Loma Pelá hasta el Mulhacén

La vereda se pierde por momentos, aunque presenta numerosos pequeños hitos de piedras, que nos van indicando la dirección a seguir al atravesar grandes grupos de piedras, manteniendo la dirección norte y, siempre con vistas al collado, nos permite alcanzarlo sin mayor problema. Seguiremos con la misma dirección que llevamos para ascender al primer puntal (el más elevado de los dos), descenderlo y alcanzar la cota inferior de Juego de Bolos (20 minutos).

Tras un buen rato disfrutando, puede que de las mejores vistas de Sierra Nevada, regresaremos por el mismo camino hasta llegar a un pequeño collado, desde donde podremos descender a avituallarnos de agua, si es necesario, a la Laguna de la Mosca.

Tras comenzar a ascender por la arista tendremos la opción de ascender directamente por la Arista hacia la Antecima Este del Puntal de la Caldera (3.186 m), y ya cerca de su parte final, bordearla y desviarnos a un pequeño collado entre ésta y el propio puntal, para afrontar los metros finales ascendiendo por la arista. Pero nosotros optaremos por regresar por el mismo camino que hemos realizado para regresar de nuevo al Collado del Ciervo (25 minutos), descansar, refrescarnos y comer algo antes de afrontar la corta pero exigente y dura ascensión desde éste al Puntal de la Caldera.

Para ello una vez situados en el Collado, y tras volver a dejar las mochilas donde las ocultamos anteriormente, ascenderemos sin una clara vereda, dirección noroeste, buscando el mejor camino para alcanzar un pequeño collado antes de coronar el Puntal. Dejaremos durante la ascensión, encima y a escasos metros a nuestra derecha, la Antecima E. del Puntal de la Caldera, a la que podremos ascender, por un terreno descompuesto, hasta su base para afrontar los últimos metros, superando las rocas más grandes del mismo ayudándonos de las manos.

Si no optamos por ascenderlo seguiremos manteniendo la dirección, ganando altura poco a poco hasta situarnos en la arista. Aunque hasta ahora, durante la ascensión a este puntal, no nos han hecho mucha falta las manos para ayudarnos en ciertos pasos, a partir de ahora y hasta que coronemos el puntal, tendremos que hacer uso de ellas para sortear ciertos pasos delicados y peligrosos (30 minutos). Con otras espectaculares vistas, tanto hacia Granada como hacia Las Alpujarras, veremos Cuencas Glaciares, Valle en V, Picos, Cerros, y como no, muchas de las Cumbres más elevadas de Sierra Nevada, entre las que destaca la impresionante pared norte del Mulhacén.

El regreso lo realizaremos por el mismo camino, para alcanzar el Collado del Ciervo (25 minutos), retomar nuestras mochilas, descansar un rato y realizar la larga subida, primero pegados a la Arista, con increíbles vistas de los Tajos del Mulhacén, y luego, más metidos en la loma que desciende por la cara oeste del Mulhacén, por una vereda en perfecto estado, con distintos cruces, pero que todos conducen al mismo sitio, al Vértice Geodésico Mulhacén (3.478´60 metros) el más elevado de Andalucía y de la Península (1 hora).

Nos encontramos en el punto final de nuestro tramo y principio del siguiente: desde el Mulhacén hasta el Puntal de los Acucaderos (y que podréis optar por recorrer bien siguiendo la arista o por la Cañada de Siete Lagunas).

Perfil del tramo de la Integral de Sierra Nevada entre el collado de Loma Pelá y el Mulhacén

Otras rutas que ya tenéis a vuestra disposición para ascender hasta el Mulhacén parten de los municipios de Güéjar-Sierratras recorrer el Valle del Genil; de Capileira a través de La Cebadillalas Acequias; o desde Trevéleztras ascender a la Cañada de Siete Lagunas.

Para los montañeros más experimentados, que no deseen afrontar la subida del Mulhacén, por su vertiente oeste, cabe la posibilidad de recorrer el “Vasar” del Mulhacén, muy peligroso, en el que no cabe un error y alcanzar el collado entre la vertiente noreste de éste y el Puntal de Siete Lagunas. Desde allí, y sin mochilas, podremos ascender y posteriormente descender del mismo y continuar la ruta desde la zona más alta de la Cañada de Siete Lagunas y que podéis consultar en alguno de los dos tramos que desde el Mulhacén os damos la opción para alcanzar el Puntal de los Acucaderos.

Loma Pelá - Mulhacén

DATOS GENERALES 

Inicio: Collado de Loma Pelá: 3.165 metros

Final: Mulhacén: 3.479 metros

Altura Máxima: 3.479 metros

Altura Mínima: 3.058 metros

Desnivel: 421 metros

Términos Municipales: Capileira, Güéjar-Sierra y Trevélez

"TresMiles" a ascender:

Puntal de la Caldera, Juego de Bolos y Mulhacén

Tiempo: 2 horas 45 minutos

Distancia: 5 kilómetros 400 metros

 

Agua: No hay a lo largo del recorrido

Podremos avituallarnos de agua desviándonos del recorrido, en las proximidades del Refugio-vivac de la Caldera descendiendo a los nacimientos más altos del Lagunillo de Majano. También en las proximidades del mencionado Refugio podremos descender hacia los Lagunillos de la Caldereta, para abastecernos de agua en los mismos, aunque estos tienden a secarse para finales del verano por lo que tendremos que descender prácticamente hasta el Lagunillo de Majano para encontrar otros manantiales y nacimientos.

Otra opción para avituallarnos de agua es descender al manantial de la Laguna de la Mosca, que suele mantener agua a lo largo de todo el verano, en caso de que no tenga agua deberemos recorrer el desagüe de la misma en busca de algún pequeño nacimiento por los alrededores del mismo. 

En todos los casos es conveniente el uso de pastillas potabilizadoras.

Refugios: En este tramo el Refugio-vivac de la Caldera y, desviándonos de la ruta, el cercano Refugio Villavientos

El Refugio-vivac de la Caldera es, posiblemente, el Refugio más visitado de Sierra Nevada, tanto por los montañeros que realizan sus travesías por esta zona de Sierra Nevada, pernoctando en él, como los que, a través de la ruta de Senderismo que asciende al Mulhacén y que las numerosas empresas de Turismo Activo organizan a lo largo del verano. Por ello no es raro que generalmente se encuentre ocupado, pero si queremos vivaquear por la zona encontraremos numerosas corraletas que nos permiten, sin problema, encontrar la más adecuada para pasar una noche a raso en la Cuenca Glaciar, tanto en las proximidades del mencionado refugio o en las de la Laguna de la Caldera.

Además en la zona alta del Lagunillo de Majano, junto al manantial más alto, también encontraremos varias corraletas donde poder pasar la noche, y si continuamos por la pista dirección al cambio de vertiente de Loma Pelá podremos pasar la noche en el Refugio Villavientos, generalmente no tan lleno como el cercano Refugio-vivac de la Caldera.

En la cima del Mulhacén podremos pasar la noche en algunos de los restos de las ruinas de las edificaciones situadas a escasos metros del Vértice Geodésico; además existen, en las proximidades del mismo, pequeñas corraletas y cavidades donde incluso hasta 2 personas pueden vivaquear cómodamente, sin mencionar las distintas corraletas, aunque en no muy buen estado, donde no es raro encontrar tiendas de campaña de montañeros que van a pasar la noche en las mismas.

Ya en el tramo siguiente, y si optamos por descender a la Cañada de Siete Lagunas, podremos usar alguna de las muchas corraletas diseminadas por el mismo, e incluso, al norte de la lámina más baja, Laguna Hondera, y proximo a Chorrera Negras, el Refugio Natural de Siete Lagunas.

Tramo de la Integral de Sierra Nevada desde Loma Pelá al Mulhacén

Cartografía: 1 Mapa

De Loma Pelá al Mulhacén

Mide del Tramo de la Integral de Sierra Nevada de Loma Pelá al Mulhacén

 

Partiremos de este tramo desde el Collado de Loma Pelá, entre los "Tresmiles" del Puntal de Laguna Larga y del Puntal de Loma Pelá (a los que ya habremos subido en el tramo anterior), por una vereda, muy marcada, dirección noreste, que nos permitirá atravesar la espectacular cuenca glaciar donde se encuentra la Laguna de la Caldera

Dependiendo de la época en la que realicemos la “Integral de Sierra Nevada” nos podremos encontrar un largo, estrecho y empinado nevero, que recorre de norte a sur la vertiente que desciende hacia la Laguna de la Caldera. Tras sortearlo si nos lo encontramos retomaremos la vereda que continua descendiendo progresivamente, sorteando un par de zonas estrechas, pero que se pasan sin dificultad, hasta que nos encontramos ya muy cerca del Refugio-Vivac de la Caldera, al que llegaremos después de 20 minutos. 

Cabe la posibilidad de no descender al mencionado Refugio y bordear el Puntal de Laguna Larga, sin perder altura, hasta alcanzar la arista. Ya sin una vereda marcada y superando numerosos pasos en los que deberemos de usar las manos para superarlos, recorrerla, cambiando de vertiente primero hacia el norte, con vistas al Espolón de Laguna Larga y posteriormente de nuevo hacia la Cuenca Glaciar de la Caldera hasta coronar el Puntal de la Caldera (al que nosotros, sin mochilas, ascenderemos/descenderemos desde el Collado del Ciervo).

Además durante el descenso cabe la posibilidad de abandonar la vereda y realizar la ascensión al Puntal de la Caldera (sin vereda definida y por terreno descompuesto), principalmente usada para descender del mismo hacia la vereda, bien para descender al Refugio-vivac o para continuar por la misma hacia la Cuenca Glaciar de Río Seco; pero nosotros optaremos por continuar descendiendo y posteriormente coronar el Puntal de la Caldera, sin mochilas, desde el Collado del Lobo.

Como hemos mencionado anteriormente el Refugio-vivac de la Caldera es uno de los Refugios más visitados de Sierra Nevada, sobretodo por los montañeros que ascienden al Mulhacén, a través de las muchas veredas que suben al punto más alto de Andalucía y de la Península; o por los que ascienden a ver atardecer y regresan para pasar la noche. Por lo que no es de extrañar enc ontrarlo lleno determinados días del verano, principalmente los fines de semana y festivos. Todo lo contrario que en invierno cuando prácticamente es inutilizable al quedar cubierto por la nieve, al igual que otros Refugios de este tipo en Sierra Nevada.

Nosotros seguiremos por la vereda, muy marcada y con numerosos grandes hitos de piedras que nos señalan el camino que asciende hacia el Mulhacén, pero deberemos de estar atentos para abandonarla y tomar otra, a nuestra izquierda, que nos situará en el Collado del Ciervo (10 minutos), donde bien merece un descanso para disfrutar de las increíbles vistas que tenemos ante nosotros.

Ya sin mochilas, que ocultaremos en algunos de los muchos huecos entre las rocas que tenemos alrededor, iniciamos el descenso por la vereda que se adentra en la Hoya del Mulhacén, donde se encuentra la Laguna de la Mosca, para a los pocos metros abandonarla, y tomar otra, que desciende gradualmente hacia el collado anterior al puntal más elevado de Juego de Bolos.

Mapa quinto de la Integral de Sierra Nevada, desde el collado de Loma Pelá hasta el Mulhacén

La vereda se pierde por momentos, aunque presenta numerosos pequeños hitos de piedras, que nos van indicando la dirección a seguir al atravesar grandes grupos de piedras, manteniendo la dirección norte y, siempre con vistas al collado, nos permite alcanzarlo sin mayor problema. Seguiremos con la misma dirección que llevamos para ascender al primer puntal (el más elevado de los dos), descenderlo y alcanzar la cota inferior de Juego de Bolos (20 minutos).

Tras un buen rato disfrutando, puede que de las mejores vistas de Sierra Nevada, regresaremos por el mismo camino hasta llegar a un pequeño collado, desde donde podremos descender a avituallarnos de agua, si es necesario, a la Laguna de la Mosca.

Tras comenzar a ascender por la arista tendremos la opción de ascender directamente por la Arista hacia la Antecima Este del Puntal de la Caldera (3.186 m), y ya cerca de su parte final, bordearla y desviarnos a un pequeño collado entre ésta y el propio puntal, para afrontar los metros finales ascendiendo por la arista. Pero nosotros optaremos por regresar por el mismo camino que hemos realizado para regresar de nuevo al Collado del Ciervo (25 minutos), descansar, refrescarnos y comer algo antes de afrontar la corta pero exigente y dura ascensión desde éste al Puntal de la Caldera.

Para ello una vez situados en el Collado, y tras volver a dejar las mochilas donde las ocultamos anteriormente, ascenderemos sin una clara vereda, dirección noroeste, buscando el mejor camino para alcanzar un pequeño collado antes de coronar el Puntal. Dejaremos durante la ascensión, encima y a escasos metros a nuestra derecha, la Antecima E. del Puntal de la Caldera, a la que podremos ascender, por un terreno descompuesto, hasta su base para afrontar los últimos metros, superando las rocas más grandes del mismo ayudándonos de las manos.

Si no optamos por ascenderlo seguiremos manteniendo la dirección, ganando altura poco a poco hasta situarnos en la arista. Aunque hasta ahora, durante la ascensión a este puntal, no nos han hecho mucha falta las manos para ayudarnos en ciertos pasos, a partir de ahora y hasta que coronemos el puntal, tendremos que hacer uso de ellas para sortear ciertos pasos delicados y peligrosos (30 minutos). Con otras espectaculares vistas, tanto hacia Granada como hacia Las Alpujarras, veremos Cuencas Glaciares, Valle en V, Picos, Cerros, y como no, muchas de las Cumbres más elevadas de Sierra Nevada, entre las que destaca la impresionante pared norte del Mulhacén.

El regreso lo realizaremos por el mismo camino, para alcanzar el Collado del Ciervo (25 minutos), retomar nuestras mochilas, descansar un rato y realizar la larga subida, primero pegados a la Arista, con increíbles vistas de los Tajos del Mulhacén, y luego, más metidos en la loma que desciende por la cara oeste del Mulhacén, por una vereda en perfecto estado, con distintos cruces, pero que todos conducen al mismo sitio, al Vértice Geodésico Mulhacén (3.478´60 metros) el más elevado de Andalucía y de la Península (1 hora).

Nos encontramos en el punto final de nuestro tramo y principio del siguiente: desde el Mulhacén hasta el Puntal de los Acucaderos (y que podréis optar por recorrer bien siguiendo la arista o por la Cañada de Siete Lagunas).

Perfil del tramo de la Integral de Sierra Nevada entre el collado de Loma Pelá y el Mulhacén

Otras rutas que ya tenéis a vuestra disposición para ascender hasta el Mulhacén parten de los municipios de Güéjar-Sierratras recorrer el Valle del Genil; de Capileira a través de La Cebadillalas Acequias; o desde Trevéleztras ascender a la Cañada de Siete Lagunas.

Para los montañeros más experimentados, que no deseen afrontar la subida del Mulhacén, por su vertiente oeste, cabe la posibilidad de recorrer el “Vasar” del Mulhacén, muy peligroso, en el que no cabe un error y alcanzar el collado entre la vertiente noreste de éste y el Puntal de Siete Lagunas. Desde allí, y sin mochilas, podremos ascender y posteriormente descender del mismo y continuar la ruta desde la zona más alta de la Cañada de Siete Lagunas y que podéis consultar en alguno de los dos tramos que desde el Mulhacén os damos la opción para alcanzar el Puntal de los Acucaderos.